Archivo del blog

jueves, 15 de octubre de 2009

Viajar a Cuba

En el otoño del 95 desembarque en tierras leonesas, con cuarenta kilos de hambre, un frio permanente (que me duro dos o tres años) y un gran despiste vital, sobre este mundo nuevo que para mi era el capitalismo.


Me recibió el padre de mis hijos, mi pareja de entonces, que había venido a España y se había quedado, unos tres años antes, persona pragmática, trabajadora y meticulosamente organizada donde la haya, que me explico por A+B que en este nuevo orden de cosas, la función de cualquiera, viejo o joven, tonto o listo, era ganar dinero, y que dado que yo llegaba con lo puesto, era una buena idea rentabilizar lo único que traía conmigo, que era mi conocimiento de la isla, con una novedad, que era entonces “Internet”

Así surgió la idea de crear “Viajar a Cuba” http://www.terra.es/personal3/lavielle/index.htm una pagina cuidadosamente “neutral” para evitar que fuera bloqueada desde Cuba, y que vio la luz después de varios meses forcejeando con ese laberinto que era el html para mi cuando entonces, y que tuve que aprender sobre la marcha fijándome en los otros sitios y por libros. Todo un reto porque yo empecé de 0 pero con mucha voluntad.

Por consejo de una conocida y casi compatriota (en realidad española retornada) de gran predicamento en la colonia de cubanos en León, la señora Gloria Lombana, la pagina fue enlazada a otras paginas sobre el tema cubano, igualmente “neutrales” a las que ella conocía, para conseguir publicidad de su existencia.

También se cuajó de anuncios publicitarios, en aquellos momentos totalmente improductivos, eso si llamativos y bonitos, pero a la espera de que cuando la pagina consiguiera cierto auge se pudieran negociar y amortizar el gasto en tiempo y en esfuerzo de haber levantado este muñeco.

Lo que yo no entendía entoces, es que no hay neutralidad posible con el tema cubano y se esta o no se esta, sea por lo que sea. Y que hacer negocios, aunque sean capitalistas, con el tema cubano, es estar con el castrismo de una manera u otra, hay quien lo hace de una forma consciente, y otros que no, como demuestra el reciente caso del concierto de Juanes.

Pero el hombre propone y dios dispone, y antes de que fuera posible conseguir algún éxito económico o de otro tipo con el sitio, se rompió el ordenador, se rompió el matrimonio y pasaron mucho años, casi 10, hasta que yo volviera a tener condiciones idóneas para ocuparme de esto.

Para cuando se produjo ese regreso, yo había dejado de ser una novata acabada de llegar y deslumbrada por los jamones del “Corte Ingles” que me provocaban taquicardias y mareos después de tanta hambre pasada, y adquirido mi propia idea de cómo deben ser las cosas, libre de influencias ajenas, y sobre todo había tomado conciencia de las reglas del juego, tanto del sistema capitalista como del comunista en el que había vivido tantos años, pero entendiéndolo mejor viéndolo desde afuera y teniendo a mano la información que adentro no podía conseguir, sobre las numerosas violaciones y latrocinios realizados en todos estos años por el régimen de Castro. Ademas de una terrible desinformacion sobre la historia de la Revolucion sobre todo en sus primeros años.

Pase gradualmente de ser una ama de casa ocupada solamente de sus propios asuntos, a interesarme en ejercer el activismo virtual de la mano de mi amigo y guía en este mundo complicado de la política del exilio que es el señor Aldo Rosado de la web Nuevo Acción, donde primero participe activamente haciendo caricaturas y foto montajes, para ir extendiéndome gradualmente a los foros y ahora y mas recientemente a los blogs y a las redes sociales.

Un elemento clave en la radicalización de mis ideas, que supongo que debo agradecer, fue el contacto diario con los delegados del castrismo en internet, ver su bajeza y los métodos que usan, que van del chantaje a la difamación y la amenaza, siempre sin dar la cara, y si alguna duda me quedara, sobre la necesidad de darles caña en todos los sentidos, y dedicar a ello todo el tiempo y el esfuerzo posible, ellos la disiparon, en parte por cortesía de ellos, cada día soy mas recalcitrante y mas consciente de la necesidad de hacer lo que hago y mas.

Y entretanto “Viajar a Cuba” se quedo para siempre durmiendo el sueño eterno.

Porque el servidor de Terra, donde estaba alojada gratuitamente, fue comprado por Telefónica de España, quien, como parte de una reestructuración interna deshabilito el ftp y los correos, y se dispone a desaparecer dentro de poco aquel viejo proyecto capitalista, que tantísimos dolores de cabeza me diera sacarlo de la nada.

Por eso ante la alternativa de perderlo todo, lo que vale y lo que no, he decidido rescatarla, colocarla en otro sitio, http://alana1962.260mb.com/ donde me propongo irla reformando gradualmente, y convertirla en lo que creo que debe ser, un elemento mas de la lucha en internet por el retorno del sistema democrático a la isla, a la cual tanta gente quiere todavía viajar, porque es linda, aunque este mal, sigue siendo bonita, y lo cortes no quita lo valiente.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario