jueves, 24 de junio de 2010

¿RAMIRO EN HUELGA DE HAMBRE?

¿RAMIRO EN HUELGA DE HAMBRE?

Por Esteban Fernández

Vamos a suponer: Si Ramiro Valdés se declarara en huelga de hambre esto es lo que sucedería: El Nuevo Herald anuncia que hace 100 días Ramiro no come ni toma agua porque está molesto con Raúl Castro y denuncia que en nuestro país no se respetan los derechos humanos. Es más, sostiene que se han cometido abusos imperdonables con las Damas de Blanco últimamente. Esa fue la gota que colmó el vaso de su paciencia.

A los que nos atrevamos a criticarlo salen sus defensores a echarnos en cara que “Nosotros estamos aquí muy cómodos, con aire acondicionado y comiendo bisté de palomilla con papas fritas en un restaurante cubano, mientras Ramirito se está jugando la vida dentro de Cuba”...

Siempre saldrá quien nos diga: “Tú saliste para acá huyendo mientras el compatriota Valdés se quedó allí, nunca quiso salir de Cuba, y hoy se arriesga denunciando los errores que está cometiendo Raúl”...

Y otros nos dirán: “Para que tu sepas, por si no lo sabes, que Ramirito desde la Sierra ya estaba enemistado con Raúl Castro. En ese sentido es anticastrista antes que tú”...

La A.B.C. de Madrid anuncia que un enviado del Vaticano se reunió con Ramiro y da fe de la precaria situación en que se encuentra, aguantándole la mano se encontraba Eloy Gutiérrez Menoyo, quien pidió al gobierno de España que intercediera por la vida del disidente Valdés.

En una llamada a una estación de radio de Miami, Vladimiro Roca dijo que “Le consta el cariño que su padre, Blas, siempre sintió por Ramiro, y que está convencido de que se encuentra arrepentido de algunos -no todos- de los errores cometidos por él en el pasado”.

Desde Artemisa, Ramiro declara que “No intenta, ni desea salir de Cuba, que está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias, y si es necesario morir en este empeño”. El señor Carlos Saladrigas escribe una nota para el Diario Las Américas llena de elogios dedicados al valor personal de este compatriota que dentro del territorio cubano discrepa de los métodos utilizados por Raúl Castro. Y nos insta a los cubanos en el destierro a apoyarlo y “empoderarlo” decididamente.

En una entrevista hecha por María Elvira Salazar a Hugo Cancio este anuncia que le han comunicado que Ramiro Valdés toca excelentemente la tumbadora y que se defiende muy bien cantando boleros. Informa que él está haciendo gestiones para traerlo a los Estados Unidos en una gira, y que se encuentra muy optimista en que Eric Holder del Departamento de Estado de este país le conceda una visa como ha hecho con otros músicos que representan al régimen.

Según nos enteramos hay 74 Generales que le han pedido al Cundango en Jefe que le pongan un suero de arroz con pollo. Ramiro se negó rotundamente a no ser que le echen un poquito de cerveza Polar.

Yo pensé en escribir unas líneas echándole con el rayo por todas las atrocidades cometidas por este siniestro personaje, pero varias personas me aconsejaron: “Chico, tu estás en California en plena libertad. Es muy fácil criticar de lejos mientras Ramiro está dentro de las entrañas del monstruo jugándose el pellejo. Acuérdate que nosotros somos un solo pueblo”.

Y otros me dijeron: “Compadre, olvídate de guerra ni de combates dirigidos desde la calle 8 de Miami, aquí la solución es que pacíficamente, tranquilamente, gente del régimen como Ramiro, se vayan revirando poco a poco. Es más, lo que debes hacer es enviarle algún dinero por la Western Union para que pueda subsistir en su lucha. Mándaselo a la dirección del Ministerio del Interior y el General Abelardo Colomé Ibarra se ocupará de entregarle el dinero”.(Publicado originalmente en el "20 de Mayo" de Los Ángeles, California)

miércoles, 23 de junio de 2010

la dictadura fascista cubana libera al opositor Darsi Ferrer

Cuba excarcela al destacado disidente Darsi Ferrer



El disidente Darsi Ferrer fue detenido en 2009 cuando funcionarios cubanos registraron su vivienda y se incautaron de materiales de construcción que utilizaba para remodelar su casa


El destacado disidente Darsi Ferrer, médico de 40 años al que Amnistía Internacional (AI) declaró en febrero preso de conciencia, volvió ayer a su casa tras once meses en prisión provisional bajo los cargos de receptación de materiales de obra y atentado. El tribunal que lo juzgó ayer mismo en La Habana le impuso una pena de un año y tres meses de privación de libertad, pero el opositor podrá cumplir en su propia vivienda los cuatro meses que le quedan, en régimen de arresto domiciliario.

La liberación de Ferrer, cuyo encarcelamiento AI atribuyó a las protestas que venía protagonizando, puede interpretarse como un nuevo gesto de distensión de las autoridades cubanas. La excarcelación llega pocos días después de que, por mediación de la Iglesia, el Gobierno haya puesto en libertad al preso político Ariel Sigler y acercado a sus poblaciones a otros doce reclusos de conciencia.

Darsi Ferrer estaba recluido en la prisión de máxima seguridad de Valle Grande (afueras de la capital) desde el 21 de julio del 2009. Cuatro policías lo detuvieron ese día por receptación o depósito de material de construcción robado, delito que aquí se castiga con penas de entre tres meses y un año de cárcel. Después le imputaron también "atentado con violencia e intimidación" contra agentes del Estado (de uno a cinco años); según testigos, Ferrer gritó al ser detenido: "Se está cometiendo una injusticia. Tarde o temprano las cosas ya van a cambiar en Cuba y esto no volverá a pasar".

Tanto Amnistía Internacional como la disidencia interna sostuvieron que los cargos de receptación y resistencia violenta formulados contra Ferrer, por los cuales la Fiscalía pedía para él tres años de cárcel, fueron sólo un pretexto para acallar sus reiteradas críticas al deterioro del sistema sanitario, y sus protestas políticas y llamamientos a manifestarse en demanda de libertad y justicia.

http://www.lavanguardia.es/internacional/noticias/20100623/53951118086/cuba-excarcela-al-destacado-disidente-darsi-ferrer.html

domingo, 20 de junio de 2010

#Manzanillo #cuba Nota Oficial Manzanillo, 16 de Junio del 2010

Nota Oficial Manzanillo, 16 de Junio del 2010
A quien pueda interesar:
Por este medio doy a conocer a la opinión pública sobre un caso muy embarazoso desde mi punto de vista acontecido en la ciudad de Manzanillo (Cuba) que puede desembocar en problemas mayores si no se resuelve y se le da tratamiento con los organismos e individuos implicados en el mismo.

Hace unos siete u ocho meses atrás, existía el rumor callejero que la escuela de Artes Plásticas “Carlos Enrique” de nuestra ciudad sería cerrada y su claustro de alumnos y profesores serían trasladados en algún grado hacia su coterránea “Oswaldo Guayasamín” ubicada en la cabecera provincial de la provincia Granma, Bayamo. En aquellos momentos la noticia parecía un simple lejano rumor como otros tantos de su tipo, pero con el paso de los días se convirtió en algo más palpable.

Los artistas, profesores y alumnos de dicho centro afectado, comenzaron a preocuparse verdaderamente del problema, sin que hasta el momento ningún organismo oficial ni directivo involucrado diera informaciones certeras con tal de aclarar o desmentir el rumor.

En el mes de Marzo arriba a nuestra ciudad el actual Ministro de Cultura Abel Prieto, el cual fue recibido en la sede de la UNEAC por algunos profesores de dicho centro, e inmediatamente fue interrogado con el objetivo de aclarar las dudas generadas por el rumor desinformante. Entre otras cosas Abel Prieto se refirió a que el país se encontraba en un período difícil y se necesitaban hacer ajustes económicos y reducir algunos centros, también abogó porque tal decisión debía ser debatida con los organismos competentes, dialogó acerca de una conversación sostenida con el Secretario del PCC en Granma Rafael Virelles acerca del gran sentido de pertenencia que tienen los manzanilleros y de la necesidad de que los artistas plásticos locales estuvieran aquí y no en otro lugar; en otras palabras el Ministro de Cultura intentó quedar bien con todos sin herir a nadie.

Recientemente leyendo algunas noticias en los medio de prensa provinciales en internet, descubro la escalofriante noticia de que en el próximo curso escolar la provincia abriría nuevos centros urbanos, como parte de una política nacional para reducir los institutos pre universitarios en el campo y contribuir a la disminución de importaciones, y que el actual local donde radica la escuela de Artes Plásticas de Manzanillo pasaría a convertirse en uno de los centros urbanos pre universitarios para el próximo curso en nuestra ciudad. Lo que no leí fue quien o por qué se tomó semejante decisión; participando en cierta conversación conozco que el Director Provincial de Cultura en la provincia de Granma informó que había conocido de la noticia un día antes y que había sido tomada entre otras cosas a que el Ministerio de Educación estaba reclamando antiguos locales que le pertenecían, deberíamos hacernos la pregunta ¿qué pasaría si el Ministerio de las Fuerzas Armadas reclamara los cuarteles convertidos en escuela?.

La escuela de Artes Plásticas de Manzanillo fue inaugurada en el año 2002 como parte de un amplío recorrido que hiciera el Comandante en Jefe Fidel Castro por la provincia de Granma y después de un amplio y caro proceso inversionista que retornó a la luz un edificio casi destruido en su totalidad, desde entonces el centro cambió la imagen de la ciudad y de la antigua y rebelde región de Manzanillo, graduando a 108 alumnos de los cuales 8 han cursado el Instituto Superior de Arte en la capital cubana, así mismo contribuyó a la inauguración de numerosas y exitosas exposiciones en las galerías de la ciudad.

La dimensión cultural y social de este centro para la cultura cubana y manzanillera ha dejado una gran huella, muestra de ello es esta cita extraída de la revista digital “La Jiribilla” editada por la Casa de las Américas:

“El impacto cultural de la Academia Profesional de Artes Plásticas Carlos Enríquez ha sido de singular trascendencia para el proyecto revolucionario, por cuanto ha contribuido a elevar la cultura general integral de una región en la que viven 393 516 personas, el 48 % de la población de Granma, al acercar a ellas distintas expresiones de las artes contemporáneas y convertirlas en protagonistas de una praxis portadora de altos valores humanos y estéticos, capaz de transformar el entorno social desde lo local, en la búsqueda de ese hombre no solo instruido, sino culto”, fin de la cita.

Conozco también que en la provincia de Ciego de Ávila donde también existen dos escuelas de Artes Plásticas una de ellas en la cabecera provincial del mismo nombre y la otra en la ciudad de Morón tal decisión no se ha llevado a cabo, no entiendo como es posible que se suprima esta importante escuela en Manzanillo, cuando es aquí, en esta ciudad donde se han asentado las artes plásticas de la provincia y que acoge también a la mejor representación artística de su tipo.

Manzanillo es una ciudad que ha cargado sobre sus hombros a lo largo de las últimas décadas numerosos errores que han sido pagados bien caros, decisiones incoherentes que no han hecho más que mellar el espíritu de esta región, no podemos dejar a un lado y decir que no ocurre nada, cuando es la antigua región de Manzanillo la que ha perdido más con la actual división política y administrativa, a mi punto de vista el más fatal de todos los errores haber unido bajo una misma provincial dos polos opuestos. La historia universal está llena de ejemplos que demuestra que los errores se pagan caros tanto a corto como a largo plazo.

La decisión tomada está, la Revolución nos está llamando al dialogo crítico y constructivo, creo que es el momento adecuado para discutir tales desatinos, que no hace más repito que mellar el espíritu de esta región del oriente cubano, no podemos permitir que estas cosas sigan ocurriendo sin que exista un dialogo, una consulta, una explicación.

Asumiré todas las consecuencias que esta carta pueda traerme en lo personal, como manzanillero que soy, no podía seguir durmiendo tranquilo y dejar que la herida siguiera abierta, que el problema no existía, es mi deber luchar por mi tierra, esa que “otros” intenta olvidar.

Manzanillo, Cuba, 2010.

PD: Formalmente pido a todos los lectores que pasen por este blog dupliquen esta nota oficial en sus blogs, redes sociales, foros y amigos, su ayuda cuenta.

en 11:13 AM Publicado

 por Delphos

Carta a un edificio inhabitable


" Mi siempre fiel, semiderruido y despintado edificio: El día en que Teresa viajó con inodoro y todo desde un apartamento de tu cuarto piso hasta la planta baja sin perder la ternura –eso sí, dos dientes, tres costillas, un pedazo de carne de una nalga, varios mechones de pelo y algunas carnecitas de las distintas zonas geográficas de su bien distribuida figura-, comprendí tu propia guerra contra las calamidades y el tiempo."

Por Víctor Manuel Dominguez


Centro Habana, 14 de junio de 2010 /PD/ Esa tarde de sol y de victorias en las Olimpiadas de Beijing, luego que fui salvado de múltiples fracturas al quedar colgado de un alambre por caer el balcón donde filosofaba entre nubes de polvo y montañas de escombros, supe que la vida de los edificios, como la de los humanos, también llega a su fin.

Y me dolió, tembloroso y crujiente inmueble, que tus más de cuatro décadas defendiéndonos de las olas del mar desenfrenadas al compás de la lluvia y el furor de los vientos lanzados contra ti por huracanes traicioneros, tormentas insidiosas y depresiones vitales, no tuvieran un gesto de gratitud por parte de quienes te habitamos tanto tiempo.

Que llegues a la senectud sin un repello, sin una pinturita siquiera, o con más cabillas de fuera que costillas vistas tras el pellejo de un faquir descamisado, no es razón suficiente para declararte inhabitable.

Comprendo que los pisos se hundan, las paredes se caigan, y que de las instalaciones hidrosanitarias y eléctricas originales no queden ni los planos.

Sé que son los propios inquilinos quienes vendieron los mosaicos que hacían deslumbrante la escalera principal; las maderas preciosas que conformaban una marquetería insuperable, y hasta las tejas del techo y las baldosas del piso.

Pero yo te pregunto, traqueteante guardián de nuestras vidas, ¿cómo podrían sobrevivir en la humedad interior de tus paredes sin calentar sus huesos en una hoguera hecha con las tablillas de una persiana, el marco de una puerta, y los salvadores travesaños de un closet convertido en corral colectivo, donde pollos, gatos, carneros, perros y hasta chivos aguardan por tu sucesor, prometido desde el fatídico año 1966 en que te declararon inhabitable?

Sólo han transcurrido cuarenta y cuatro años, pero sumados a los cincuenta que tenías cuando te invadimos, te convierten en un nonagenario edificio parado frente al mar como un fantasma habitado por suicidas.

Además, ni te va ni te viene que te digan inhabitable, pues tu interior retoza como una maraca que acompaña el ritmo del sucu-sucu, y es recorrido por ratas y todo tipo de alimañas con más frecuencia y mayor aglomeración que aviones en el aeropuerto de Chicago, embarcaciones en el puerto de Róterdam, y cubanos en las embajadas extranjeras en ciudad de La Habana.

¡No-es-tás-so-lo! Y mucho menos debes amilanarte por tu futura caída, ya que en tu vida útil has desgraciado y salvado a tantos que ya perdí la cuenta.

Y lo de la desgracia no lo digo por Teresa, que si bien desde su caída padece de “inodorofobia”, aún conserva el aperitivo de su mirada, el plato fuerte de su cuerpo y el postre de una conversación tan inteligente que anda buscando un ruso con plata que la lleve a vender girasoles de a peso en la calle Arbat.

Eso sí, decrépito inmueble, polvoriento edificio, te pedimos que aquí, en nuestra sucursal del Edén en la tierra, cuando llegue la hora de tu caída lo hagas con dignidad.

No como esos edificios que a la más leve brisa, ante un leve pisotón de un inquilino gordo, o el correteo entusiasta de los niños comienzan a padecer de polvaredas agudas, hundimientos frecuentes y tembleques de vigas y paredes que los hacen danzar cual si estuvieran en una cuerda floja. Si no de aplomo, estruendoso como un manantial que cae desde lo alto de una montaña, o como alarido de indios atados al sillón de un estomatólogo.

Sé que algún día nos veremos en la evacuante necesidad de abandonarte, y espero que no sea por una tumba en el cementerio luego de ser sacados de entre tus escombros.

Pero eso demora, inquietante armazón de semi-ladrillos y tablas de apuntalamiento. Y no porque el Poder Popular no esté ojo avizor con tu inminente derrumbe para construir un parqueo donde duerman su fecunda laboriosidad los autos de los comunistas, sino porque los materiales están siendo empleados en labores solidarias con los desposeídos en el extranjero.

Gracias a la revolución, nosotros contamos con un techo donde guarecernos, aunque no pase un día sin que nos caiga una piedra en la cabeza, un trozo de madera en la cama, no podamos recostarnos a la pared, ni bajar corriendo las escaleras, y durmamos con un ojo abierto y otro cerrado por si acaso tu destino es caer sin avisarnos.


Pero de algo hay que morir, discutible morada con reconocimiento jurídico y existencia real en el fondo habitacional de la dirección de la vivienda en Centro Habana.

Además, de invertir materiales en tu restauración, ¿cómo sembrar a Cayo Coco, Cayo Largo del Sur –para los del norte- y cuanto cayo tenga el archipiélago cubano, de lujosas y súper confortables edificaciones a los que sólo accederán turistas extranjeros, cuyo dinero se revierte en comprar argamasa, barro y piedras que posibiliten construir inmuebles de bajo costo, pero dignos, derrumbables, aunque nunca antes de un segundo aguacero, para que los habite nuestro pueblo?

Y es mejor de un ladrillazo tuyo, de tu azotea voladora o del derrumbe de tu escalera que de una gripe en la calle, la mordida de un perro o un bicicletazo.

Aunque sé que estás triste por lo que consideras tu abandono, la realidad es otra, ya que tu recuerdo imperecedero quedará en la rodilla de Benigno cuando se hundió graciosamente un escalón de la escalera y cayó sobre Cecilia, quien desde ese día goza de la más feliz amnesia que pueda existir en esta vida.

Mi polvoriento y desbalconado edificio, no te lamentes más con esos crujidos que nos mantienen despiertos hasta el amanecer, pues si mueres por falta de cabillas, cementos, mosaicos y pinturas, no hay quien te quite lo bailao.

No tendrás el garbo y la presencia de un Retiro Radial, un imponente Focsa, ni tendrás tu piscina de aguas purificadas como el Meliá Cohíba o el Saint John, pero tienes la forma de un palomar invertido, de una caja de fósforos familiar, y sobre todo, de un guarda gente rústico levantado en Kalmukia para los desprotegidos.

Canta tu llanto de cemento empolvado, de cabillas deshechas y de pisos hundidos en las pesadillas de un futuro mejor, que yo recordaré tu imagen desde la cima de tus escombros o bajo ellos, si antes no me borras del mapa de un ladrillazo.

Sin más nada que agregar, se despide de usted y se evacua por cuenta propia, Nefasto “El tenebroso Boza”.

fuente http://cubamatinal.es/2010/06/19/carta-a-un-edificio-inhabitable/

Nota: Yo vivia en un edificio igualito que ese que describen, en Malecon, esquina Crespo, que todavia tiene un cacho en pie, con gente adentro, asi lo describian hace mas de 10 anos http://www.cubanet.org/CNews/y99/jan99/20a1.htm y ahora, naturalmente, peor

Quisiera desde aqui rendir tributo a esto viejos inmuebles, que han sufrido DE TODO, durante decadas, sin ningun tipo de ayuda, a quienes todavia los habitan con grave riesgo de sus vidas, porque no tienen a donde ir, y a los que los construyeron y los perdieron, hace ya tantos anos, porque son un ejemplo de saber hacer bien las cosas, edificios como esos, ingenieros y arquitectos, de los que ya no hay