Archivo del blog

martes, 10 de mayo de 2011

¡LIBERTAD PARA RAFAEL IBARRA Y TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡LIBERTAD PARA RAFAEL IBARRA Y TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

Kilo 8 es una prisión de máximo rigor en Camagüey que, quien ha pasado por ella, conoce el extremo rigor, las torturas físicas y mentales, así como el cinismo de una dictadura militar que cacarea sin cesar que respeta los derechos humanos. La prisión de por sí es la mejor respuesta de los que encarcelan por ideas a quienes no se les somete. El Mayor Francisco Morales Reina, conocido por su apodo de "Guayabal" es uno de los tipejos más cobardes que se ha conocido en las cárceles castristas. Recuerdo mucho haber escuchado su nombre cuando me encontraba en la prisión de máximo rigor para mujeres, Kilo-5, que era contigua a la de Kilo 7, y detrás estába Kilo 8, a la que llamaban también "La 26". Todavía se habla del perdón a aquellos que nunca lo han pedido, que nunca han reconocido que han sido unos esbirros al servicio de una dictadura que ellos mismos han mantenido por espacio de 52 años y ya varios meses. ¿Perdón de qué y a quiénes? Son ellos mismos los que tendrán que pedir perdón a todos los que han torturado, maltratado, dejados morir en las celdas o les han echado encima a presos comunes para que los golpeen y hagan el trabajo sucio allá adentro. Que sea Dios quien los perdone si es que van al cielo cuando mueran. Mientras estén en la tierra, será la justicia de los hombres quién se encargará entonces de todos estos asesinos que ha dado un sistema corrupto, criminal y lleno de odio contra el pueblo cubano.

Foto de Rafael Ibarra Roque con sus dos hijas, a las que no ha podido verlas crecer a su lado.

Cuando fui liberado, o mejor dicho cuando fui trasladado de la prisión pequeña (lo peor de lo peor), a la gran prisión que es toda Cuba desde 1959, luego de cumplir 15 años, 5 meses y 18 días entre rejas, lo primero que me vino en mente, mezclado, confusamente con la alegría y los nuevos temores e incertidumbres, la situación de los demás presos, sobre todo de los hermanos por razones políticas que no han querido liberar, pero de una forma especial pensé y sigo pensando en la libertad de uno de los mas grandes hombres de la lucha por la democracia y lLibertad de Cuba, con el cual tuve el honor de convivir en las peores condiciones de vida y sufriendo torturas físicas y mentales de todo tipo en la tristemente célebre prisión de Kilo 8 o "la 26" de la provincia de Camagüey. Sin embargo, no me enorgullezco de haber padecido tanto, pero sí de haber resistido y en parte vencido al lado del compatriota Rafael Ibarra Roque, fundador y líder indiscutible del Partido 30 de Noviembre junto a Maritza Lugo y otros hermanos de causa.
 
Rafael o Ibarra, como acostumbrámos decirle, no pudo criar ni ver crecer a su lado sus dos hijas, ahora es abuelo y tampoco a podido disfrutar esa dicha, prácticamente ha tenido que cumplir su sanción completa, es un hombre maduro y padece varias enfermedades adquiridas en la prisión por tantos años de encierro en condiciones infrahumanas. 17 años se dice fácil de palabra pero es casi una vida, mucho más si se tiene en cuenta el deterioro físico provocado y acelerado intencionalmente por las autoridades. Pero nada ni nadie ha podido doblegarlo, Rafael es un hombre de acción y de ideas, un hombre de fe y de mucho amor, amor a sus seres queridos y familiares, pero sobre todo AMOR a su Patria que abarca todo lo mas sagrado de un ser humano, porque como dijo nuestro Apóstol: "PATRIA ES HUMANIDAD" y Rafael también es martiano y cristiano de corazón.

Recuerdo los años 1995-96-97 como los peores del presidio político en Cuba, luego de dividirnos y regarnos por toda la isla, cuando fundamos el presidio político Pedro Luís Boitel, en Kilo 8 quedamos unos pocos, pero a Rafael y a mí nos aislaron totalmente en la segunda planta del mal llamado Régimen Especial (a los comunistas les gusta llamar especial todo lo peor y malo del mundo cuando le conviene), allí no vivía nadie y no podía llegar nadie sin permiso del jefe de unidad, en aquel entonces el Mayor Francisco Morales Reina, alias Guayabal. A pesar de todo, Rafael y yo logramos tirar una cuerda de celda a celda, y creamos un código cifrado de palabras para podernos comunicar sin ser bloqueados, así planificábamos las actividades políticas y de protestas, que en ese tiempo no eran pocas.

EL día que el Cardenal Ortega llama a Rafael para salir rumbo a España, yo estaba en el hospital del Combinado del Este y podía imaginar de antemano su respuesta porque lo conozco y estábamos comunicándonos por escrito, coincidíamos en que el acuerdo del cardenal era un pacto diabólico disfrazado de bondad , nadie más que él tenía derecho a esa tentación por los años de encierro, pero se equivocaron los esbirros y su Cardenal, Ibarra se negó apelando a su derecho a decidir libremente cuando y hacia dónde ir cuando le dieran la libertad. Tal vez pensó como yo y muchos otros, que el acuerdo era la libertad sin destierro, pero estábamos equivocados, Rafael sigue preso y nadie lo ha vuelto a llamar.

La presión y solidaridad mundial no debe disminuir hasta que todos los presos políticos sea puestos en libertad, no debe permitirse la libertad para salir de Cuba o de lo contrario seguir preso, debemos apoyar con fuerza la dignidad y decoro de hombres como Rafael, las dictaduras no ceden sin presión, se precisa de la unidad de todas las fuerzas democráticas del mundo para liberar a Rafael y todos los presos políticos en Cuba, mejor dicho, para pasar de la prisión cerrada a la prisión abierta, porque todos seremos libres de verdad cuando Cuba sea libre y democrática, pero estos hombres necesitan un poco de aire más puro por la salud, por su familia, por Cuba ,por el mundo y toda la HUMANIDAD.

¡VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS!
 
¡LIBERTAD PARA RAFAEL IBARRA Y TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!¡VIVA CUBA LIBRE!

Egberto Ángel Escobedo Morales
Preso desde 11-7-1995 al 29-12-2010.

Campaña por la libertad de Rafael Ibarra y todos los presos politicos.
"ACUERDENSE DE LOS PRESOS COMO SI USTEDES TAMBIEN LO ESTUVIERAN. Hebreos 13.3.
Publicado por Iliana Curra en viernes, mayo 06, 2011
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario