Archivo del blog

domingo, 4 de septiembre de 2011

Lo que no cuadra en la muerte de Julio Casas Regueiro, los tiempos

 Tomado de http://uncubanoencanarias.blogspot.com

Julio Casas Regueiro, ministro de las Fuerzas Armadas y vicepresidente murió ayer 3 de septiembre del 2011 a las 13:20h y luego fue cremado según su propia voluntad.

Hasta aquí todo normal, sin embargo algo llama la atención, un tweet de Yoani Sánchez.

Tweet de Yoani por el cual nos enteramos del asunto en tiempo real.

En ese tweet como se puede apreciar Yoani anuncia que ha visto en el NTV (Noticiero Nacional de Televisión) la noticia de que ha muerto el Ministro.
Bien, el tweet de Yoani se realizo a las 13:58h (hora de Cuba).

Hora del tweet de Yoani, restar 5 horas pues tiene el uso horario de Canarias
Según la nota oficial Julio Casas Regueiro murió a las 13:20h, es decir:
PASARON 38 MINUTOS ENTRE LA HORA DE LA MUERTE Y SU ANUNCIO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION CUBANOS.

Nota informativa tal cual se ve en Granma Digital

38 minutos que sirvieron para mucho, no solo para redactar la nota informativa que contenía un buen numero de halagos e historial del ex ministro sino que en esos 38 minutos también les dio tiempo a cremarlo pues la nota se refiere a, y cito textualmente:
“Atendiendo a su voluntad, los restos mortales del compañero Julio Casas Regueiro fueron cremados y se encuentran depositados en la Sala Granma del MINFAR”.

¿Qué conclusión se saca de todo esto?
Al margen de teorías de la conspiración solo puedo sacar una conclusión, Julio Casas Regueiro murió mucho antes de la hora “oficial” al menos de 2 a 5 horas (según he consultado) que es lo que tarda un cuerpo dependiendo del peso en convertirse en cenizas por cremación.
Varios amigos en Twitter y Facebook también tienen las mismas dudas y sus propias teorías, desde un ajuste de cuentas entre mandamases de la dictadura hasta otras mas jocosas como que murió infartado al ver que lo metían en el horno crematorio o que estaba probando como se siente el infierno y se le fue la mano…en fin, saquen sus propias conclusiones.
Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario