Archivo del blog

miércoles, 15 de febrero de 2012

Medios oficiales cubanos exaltan historia apócrifa

Lo que yo digo, esta gente parece bajo el efecto de alguna droga..

MEDIOS OFICIALES CUBANOS EXALTAN HISTORIA APÓCRIFA POR IVETTE LEYVA MARTÍNEZ

Por Ivette Leyva Martínez

 Primero fue aquel cocinero en el Palacio de Buckingham, luego los orígenes cubanos de la Miss Universo 2011, Leila Lopes, y ahora... el ingeniero cubano que ayudó a construir la Torre Eiffel

. La edición digital de Somos Jóvenes y en el website de Radio Rebelde publicaron recientemente la historia -literalmente increíble- del ingeniero cubano Guillermo Pérez Dressler.

Según ambos medios, que no citan a ninguna fuente, Dressler fue "el verdadero constructor de la torre Eiffel", y "el cubano que dejó su impronta en la torre Eiffel", en una historia que parece salida de un cuento de hadas... cubano. Para no quedarse atrás, el enigmático personaje fue recogido en la enciclopedia digital oficialista Ecured, que emerge como una suerte de Wikipedia criolla al servicio del sistema educacional de la isla. De acuerdo con las referencias de las publicaciones cubanas, Pérez Dressler nació en Guanabacoa en 1860. A los 15 años murió su padre y su familia quedó arruinada, pero un profesor amigo, conocedor de su talento como dibujante, le "tramita" una beca para la Sorbona en París. Allí pasa a ser Guillaume Dressler, se gradúa con honores, construye la tumba de Ludwig II en Munich y más tarde conoce a Gustave Eiffel y se convierte en "su mano derecha" en la construcción de la famosa torre parisina... ya que el empresario e ingeniero francés "padecía vértigo" y no podía subir más allá del primer piso.

EL PINTOR INGLÉS JOHN SINGER-SARGENT, IDENTIFICADO COMO EL PERSONAJE APÓCRIFO

Pero la biografía, raíces cubanas e identidad del presunto ingeniero no pueden ser más fantasiosas: una de las pelotas de trapo que suelen servir alegremente por estos días los bromistas de la internet. Pérez Dressler no existió nunca. La historia apócrifa comenzó a circular hace más de un año en varios blogs, atribuida a la "reconocida periodista y escritora Yenobis Demis-Smaerd, nacida en Cuba en 1968". La supuesta autora estaría casada con un sueco llamado Björn Smaerd. Como apuntaron algunos lectores entonces en la blogosfera, el nombre de la "periodista" no es más que un anagrama y al revés quiere decir "Siboney de mis dreams".

Pintor inglés por ingeniero cubano La foto usada para identificar a Dressler es una imagen de 1880 del pintor inglés John Singer-Sargent (1856-1925). Otra imagen que han circulado en internet con el relato fue sacada de Photofunia, un sitio de efecto especiales aplicados a fotos. Pero es la Historia quien tiene la última palabra. Tal como recoge el sitio oficial del icónico edificio de París, el diseño arquitectónico fue propuesto por el empresario Gustave Eiffel, los jefes ingenieros Maurice Koechlin y Emile Nouguier, y el arquitecto Stephen Sauvestre, y fue el elegido para la torre que se erigiría en ocasión de la Exposición Universal de 1889.



GUSTAVE EIFFEL EN LA CIMA DE LA TORRE QUE LLEVA SU NOMBRE. FOTO TOMADA DEL SITIO OFICIAL DE LA TORRE EIFFEL

Eiffel incluyó como parte del diseño el grabado de los nombres de 72 ingenieros y científicos que contribuyeron de forma decisiva a la construcción, y actualmente se encuentran en los lados del edificio, debajo del primer balcón.

La lista puede ser consultada online y queda claro que ningún hispano participó en la obra -y por si queda alguna duda, ningún nombre se parece ni remotamente a "Guillermo Pérez Dressler" o "Guillaume Dressler".

La historia apócrifa está llena de guiños y detalles que delatan el tono bromista con que ha sido escrita. El supuesto vértigo de Eiffel es sólo uno de ellos. En realidad, el ingeniero francés no tuvo ningún problema con la altura, sino todo lo contrario: estableció una oficina en la cima de la torre, donde recibía a sus invitados. Irónicamente, el único dato curioso relacionado con la isla caribeña que forma parte de la historia de la torre Eiffel fue obviado por los medios cubanos: poco antes de la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, el intelectual cubano Walterio Carbonell (1920-2008) izó una bandera del Movimiento 26 de Julio desde el primer balcón de la mítica edificación parisina.


Notas relacionadas:


Tomado de "Cafe Fuerte"
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario