martes, 6 de marzo de 2012

Obama y su niñera transexual y prostituta

Evie, la niñera transexual que cuidó de Obama

 La mujer que atendió al presidente de EE.UU. cuando vivía en Indonesia terminó dedicándose a la prostitución



Evie en la actualidad

Evie nunca imaginaría que el niño al que cuidó en Indonesia llegaría ser presidente de Estados UnidosObama, probablemente, tampoco sabía que la niña que la cuidó cuando lo llamaban «Barry» terminaría cambiándose de sexo y dedicándose a la prostitución.
La agencia AP ha localizado a Evie, que hizo de niñera de Obama a finales de los años sesenta, cuando la familia del actual presidente de Estados Unidos se trasladó a Indonesia.Evie conoció a Ann Dunham, la madre de Obama, en 1969. Al parecer, Dunham le ofreció trabajo a Evie tras quedar impresionada por un guiso de carne y arroz frito que preparó Evie. Poco después de hizo cargo de la educación del niño «Barry», de ocho años, con quien jugaba y llevaba a la escuela.
Obama niño

Según los vecinos, Evie salía de la vivienda con vestido y maquillaje. Aunque ella duda que Obama lo hubiera notado. «Era muy joven», declara a AP. «Y nunca permití que me viera con ropa de mujer. Pero algunas veces me vio cuando me probaba el pintalabios de su madre. Eso solía hacerle gracia».
Todo se torció cuando la familia abandonó Indonesia, a comienzos de los setenta. Ella se mudó con un novió, cuya relación acabó tres años después y terminó dedicándose la prostitución. «Traté de trabajar como ama de casa -recuerda-, pero nadie me contrataba. Necesitaba dinero para comer, un lugar donde estar».
Fue una época difícil porque el país estaba bajo la dictadura del general Suharto. Los soldados torturaban a las prostitutas. En 1985 ocurrió un suceso que le hizo cambiar de vida: una compañera suya fue brutalmente agredida por la policía.

Hoy, Evie, que afirma que no tiene futuro, busca consuelo en la relibión y va hasta cinco veces al día a la mezquita para rezar. Eligió este nombre porque pensaba que sonaba dulce, pero su identificación oficial es Turdi.
Ahora vive en una casucha del tamaño de un armario en un barrio pobre y sobrepoblado en un rincón de Yakarta, juntando y fregando ropa sucia para poder comer.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada