Operación #BAS ha suspendido un centenar de usuarios que violan las normas de Twitter

domingo, 11 de marzo de 2012

Operación BAS ha suspendido un centenar de usuarios que violan las normas de Twitter (+Investigación)


Caracas, 11 de marzo de 2012 –  Si bien Venezuela es un gran consumidor de tecnología, en los últimos años se ha visto afectada por el control cam­biario que limita la cantidad de productos que pueden ser importados al país. Aún con los altos precios, la moda por los teléfonos inteligentes se instauró, trayendo no sólo la masifica­ción de Twitter, también la de la información

La batalla política entre quienes siguen los ideales del gobierno y los que no, se tras­pasó al plano digital. A nivel mundial, la interacción de las multitudes en las redes socia­les, ha tenido repercusiones gigantescas en el mundo polí­tico, es por ello que naciones como China o Corea del Norte limitan el acceso a sus habi­tantes para cuidarse de las fu­gas de informaciones y de la conducta de masas que hasta en la red se puede salir de con­trol y transportar al mundo real. Casos como los vividos en Egipto, donde la organización de las concentraciones que terminarían por acabar con el régimen de Hosni Mubarak, se hicieran vía redes sociales, de­jó un mensaje claro en los go­biernos del mundo: El mensa­je se corre rápidamente y la gente lo quiere leer.
La libertad en la red se limi­ta a las normativas de cada si­tio. Es por esto que en algunas páginas se automatizan sus editores y no se permiten por ejemplo, se escriban groserías, correos electrónicos o núme­ros de contactos. Otras, por ejemplo, prefieren que sea el usuario quien detecte cuando se viola una norma y si esta acusación es legítima, enton­ces la empresa tomará las me­didas pertinentes, como la cancelación temporal o total de la cuenta. Uno de estos si­tios es el de microblogging Twitter, que se reserva el dere­cho de suspender la cuenta de un usuario, de manera inme­diata, sin notificación adicio­nal, en el caso de que se deter­mine que el usuario esté vio­lando las condiciones genera­les de la empresa.
Valiéndose de esto, nace la Operación BAS (Block and spam), que en surge espontá­neamente en la red social y que canalizan cinco twitteros, que sin querer, terminan converti­dos en los líderes de una revo­lución digital contra los usua­rios que pasen la raya en Twit­ter. Desde hace 50 noches, con sólo una pausa el 12 de febrero por las elecciones primarias, han estado activos. Sus princi­pales víctimas -aunque no to­das- han sido usuarios pro go­bierno de Hugo Chávez. Su acometida la justifican en que miles de usuarios se han visto indignados por los acosos y violaciones de privacidad que comenten algunos twitteros, según ellos, pagados por alcal­días y gobernaciones oficialis­tas para mantener una guerra y amedrentamiento.
6to Poder contacto vía onli­ne a los impulsores de esta operación para saber más de lo que ocurre tras la “expropia­ción” por parte de Twitter a usuarios identificados con el gobierno de Hugo Chávez. A través de @condemontcristo, él y el resto del grupo (@hac­kriseldon, @lucioquincioc, @ n33official y @perrofiao) con­testaron a nuestras interro­gantes.
-¿La Operación BAS nace como una respuesta al crac­keo por parte del grupo N33?
No somos una respuesta ni contraataque a N33, de hecho ni siquiera los contamos en las listas para hacer BAS. Él es un delincuente informático que busca fama y “supremacía”. No se la vamos a dar. Nuestra res­puesta a él es enseñar a la gen­te a tomar medidas para hacer cada vez más difíciles los ata­ques informáticos e invitamos a las cuentas vulnerables a ser atacadas por este grupo a que sigan los consejos que damos y a ser solidarios con los que tienen menor conocimiento informático. Hoy en día un al­to número de personas, sobre todo jóvenes, sólo conocen in­formación a través de Twitter, esto ha sido detectado por personeros gubernamentales, que llegaron a la conclusión de que tal libertad de informa­ción debe ser restringida de al­gún modo y han creado cuer­pos o grupos de acoso que se dedican a acosar, amenazar e investigar a los usuarios “incó­modos” para el régimen a fines de revelar sus identidades, amenazar a sus familias y de ese modo sacarlos de la batalla de ideas. En Venezuela esta­mos hartos de confrontación, amenazas, lenguaje de odio y de guerra, queremos solucio­nes, queremos diálogo y que­remos llegar a un punto de en­cuentro en el cual se nos solu­cionen nuestros problemas básicos. Eso es lo que ayuda a hacer el BAS, no creemos en guerras de Twitter y en la bús­queda de ganadores, creemos que tenemos derecho a expre­sarnos y a que no nos acosen y eso es lo que busca el BAS.
-¿Ustedes son un grupo de hackers y cuántas personas se han unido a Operación BAS?
No somos un grupo de hac­kers o crackers, no hemos ro­bado cuentas ni efectuado ata­que alguno a ningún sistema informático. Sólo hemos pro­mocionado la herramienta le­gítima de bloqueo a los usua­rios ofensivos que dedican su día en la red a atacar a quienes piensan o se expresan contra las políticas gubernamentales. Esto es un movimiento espon­táneo al cual se han unido más de 10 mil usuarios en menos de dos meses.
¿Cómo funciona la Opera­ción BAS?
Reportamos las cuentas ofensivas a Twitter, para que luego de bloqueados, no tener que leerlos más en nuestros Ti­me Line. Frente a un número de denuncias, Twitter estudia las cuentas en cuestión y si hay alguna violación al contrato del servicio -el cual todos aceptamos cumplir cuando abrimos una cuenta- procede a suspenderlas. Es falso que Twitter cierre cuentas por me­dio de un sistema automatiza­do. La atención ante tantos reportes se evalúa y si hay viola­ viola­ciones a las reglas del servicio previamente aceptadas por el usuario, se suspenden las cuentas. Nos basamos en las condiciones y reglas del servi­cio, recibimos cientos de men­sajes privados con cuentas ofensivas y acosadoras, las re­visamos y reducimos a una lis­ta diaria de 10 usuarios para ser reportados simultánea­mente para que la administra­ción de Twitter haga lo que considere pertinente.
-¿Por qué no existe una arre­metida similar contra uste­des?
De hecho sí existen iniciati­vas de los usuarios pro-gobier­no para denunciar spam a mu­chas cuentas y estamos de acuerdo en que cierren las cuentas ofensivas y acosado­ras de cualquier tendencia po­lítica. Pero que hagan ellos su trabajo y reporten a los acosa­dores que estoy seguro son un número ínfimo en la oposi­ción. Twitter revisa si la cuenta es realmente acosadora u ofensiva, si no lo es, no debe­mos tener temor alguno a los reportes masivos por parte de ellos ¿Qué traerá el BAS a la lar­ga? Una red social más respe­tuosa en el debate. Oposición y oficialismo se ven beneficia­dos por el BAS.
-Desde el oficialismo seña­lan que ustedes no son capa­ces del cierre de las cuentas y que es Twitter que lo hace se­lectivamente.
Nuestro objetivo no es el cierre de cuentas. Sólo repor­tamos las cuentas ofensivas a Twitter, pero en cuanto a las cuentas suspendidas, ni so­mos nosotros ni es Twitter quien cierra las cuentas, es el mismo usuario con su conduc­ta quien compromete la dura­bilidad de su cuenta. Ellos mi­nimizan el BAS pero hablan mucho de nosotros para soste­ner esa tesis. Dicen que no ha­ cemos nada y nos profieren amenazas de muerte. Nos bus­can a diario los delincuentes informáticos pro-gobierno y nos preguntamos del por qué la necesidad de amenazar de esta manera a una iniciativa le­gítima. Simple: Temen a cual­quier forma de agrupación de ideas que les sea incómoda y necesitan imponer siempre por la fuerza el miedo y la au­tocensura.
-¿Tienen miedo a retaliacio­nes legales si son descubier­tos?
No hemos cometido ningún delito informático, así que no tememos, bajo el imperio de la Ley, miedo a ninguna sanción legal. Pero desconfiamos de un régimen con una independencia de poderes en duda.
-¿Acciones como estas no crearían un nivel de censura gubernamental?
Ya el administrador de la cuenta @chavezcandanga anunció que debería crearse una red social manejada por el gobierno. Veamos si eso viene acompañado de una medida dictatorial, como sería la limi­tación de acceso libre a Twitter. Con eso el gobierno se quitaría la careta democrática.
 -Se les acusa de estar vincu­lados con partidos políticos ¿Es cierto?
No estamos vinculados a ningún partido político pero somos promotores de la Uni­dad Democrática y del mensa­je de nuestro candidato único, Henrique Capriles Radonski, luego de haber ganado limpia y contundentemente en las elecciones primarias.
-¿Hacen esto por dinero?
El BAS es una actividad completamente voluntaria. No pretendemos, ni hay forma de percibir dinero con esta actividad.
fuente : 6to Poder.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Archives