jueves, 5 de abril de 2012

#cuba Los frutos del Mal












Los frutos del Mal



No las flores, de esas escribió Charles Baudelaire. Los frutos del cinismo, el dolor, la ruptura, las ausencias, las arbitrariedades, el engaño y por ahí cualquier sembrado que oxide al humano; quiebre, resquebraje la columna vertebral de buena forja.

Es lo que ha logrado una familia en la isla, frutos irrecuperables que han sido negados por sus letras, por su posición o su viaje, carcomidos por una cuba de odios, limitaciones, injusticias. Y van pereciendo, muriéndose, matándose porque no han podido ser planta, mata, flor, ni siquiera pistilo entre los suyos.

En menos de seis meses se han ido los poetas David Lago González, Elena Tamargo, Julio San Francisco, Heriberto Hernández Medina, y ayer también se suicidó el periodista e historiador Albert Santiago Du Bouchet Hernández, ex- preso enviado a España.

Ninguno en ancianidad extrema, todos en exilio, enfermedad que roe o suelta la mano para el gesto fatal. Amigos sin terruño que nos han unido en el dolor. Triste unión que es la invitación a velorios.

Quedan muchas aduanas que tachan nombres sobre listas; quedan muchos aduaneros y frutos del mal rondando entre pesadillas, papagayos, calcomanías y consignas. Quedan enfermos del Mal, el mal-lugar donde se nació. Si alguien encuentra remedio, u oración que la repita.

Y nada ha cambiado, a no ser la esperanza que definitivamente se perdió en medio de malabarismos, cuerdas flojas, y payasos de un circo que tiene la capa sucia y roída al extremo

http://codelamarga.blogspot.com.es/2012/04/los-frutos-del-mal.html
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada