Menu

sábado, 4 de febrero de 2012

Petición para que Eduardo Arocena en prisión en cárceles norteamericanas sea relocalizado cerca de su familia en la Florida.


Petición para que Eduardo Arocena en prisión en cárceles norteamericanas sea relocalizado cerca de su familia en la Florida.



Por 29 años Eduardo Arocena ha sido un prisionero modelo, con una hoja de conducta digna de un patriota cubano, como lo es. Por sus ideas de luchar contra el Castro-comunismo en todas partes fue condenado, no apoyamos ni condenamos estos hechos, solo pedimos que ahora que sufre de un derrame cerebral, que le ha limitado las funciones de su lado derecho y que se encuentra ingresado en un hospital de Pensilvania, pedimos que se trasladado cerca de su familia ya que siempre ha estado lejos y su familia solo lo ha podido visitar ocho veces A todos las personas de buena voluntad, le pedimos su ayuda para al menos lograr que el patriota en 29 años.

Escriban al Presidente Obama, a sus congresistas y senadores, contacten a sus políticos locales, la radio y periódicos, todo lo que favorezca a divulgar esta petición es buena.

Request for Eduardo Arocena imprisoned in U.S. jails to be relocated closer to his family in Florida.

Eduardo Arocena for 29 years has been a model prisoner, with a piece of conduct worthy of a Cuban patriot, as it is. His ideas to fight Castro-communism every where condemned him, neither endorse nor condemn these facts, we only ask, now he is suffering from a stroke, which has limited the functions of his right side and he is at a hospital in Pennsylvania, we ask to move him close to his family because he had been far from his family and only been able to visit eight times in all these years, we ask you to help
.

Write to President Obama, their congressmen and senators, contact their local politicians, radio and newspapers.


Para firmar la peticion http://www.gopetition.com/petitions/petici%C3%B3n-para-que-eduardo-arocena-en-prisi%C3%B3n-en-c%C3%A1rc.html

viernes, 3 de febrero de 2012

De donde salio el premio de Marimonga Castro?


Ya de mano esta gente http://www.comau.org/ , con este nombre tan pomposo






figuran como miembros de la organizacion el Dr. Todd Fletcher,Presidente de la Directiva del Consejo Mundial, Norteamericano (Doctor en Educacion Especial dicho sea de paso) , el ingeniero Martin Porras, Presidente del Consejo Facultativo, peruano,  y MG. Orlando Terre Camacho, Presidente del Consejo Consultivo...caramba!de origen cubano  y por lo visto tambien profesor de educacion especial



Una   pagina la de  http://www.comau.org/ totalmente anodina segun Alexa, que ni trafico tiene  por lo menos al dia de hoy 3 de febrero de 2012



La pagina aparece registrada segun whois de la siguiente forma

Redem

Buenaventura Rey 314
Lima, Lima 51
Peru

Registered through: GoDaddy.com, LLC (http://www.godaddy.com)
Domain Name: COMAU.ORG
Created on: 14-Oct-11
Expires on: 14-Oct-12
Last Updated on: 14-Oct-11

Administrative Contact:
Porras Salvador, Martin martinporrassalvador@yahoo.es
Redem
Buenaventura Rey 314
Lima, Lima 51
Peru
+27.64614

Technical Contact:
Porras Salvador, Martin martinporrassalvador@yahoo.es
Redem
Buenaventura Rey 314
Lima, Lima 51
Peru
+27.64614

El senor Porras se presenta a si mismo en su blog como

FUNDADOR Y DIRECTOR GENERAL DE REDEM: La Red educativa Mundial. Economista, Investigador de temas Filosóficos, Economías en Sociedades Informáticas y Desarrollo de Sociedades en contexto de Libertades Económicas. Especialista en electrónica digital y electrónica analógica; Vice-Presidente de la Asociación de Usuarios de Internet del Perú (AUI),Director de PUBLIGRAFICO: El Primer Portal Gráfico del Perú . Gerente General de MDM Corporation S.A.C. Miembro de la Red de Periodistas Científicos de la CONCYTEC. Consultor y Conferencista de Economía y Tecnologías de Información en diversos medios de comunicación: Prensa Escrita, Radio,Televisión e Internet.
Pero lo más importante de todo es que sigo siendo un eterno aprendiz, ignorante de casi todo e infatigable soñador.

Redem http://www.redem.org/ aparece registrada por

Diana Porras Salvador
Buenaventura Rey 314, San Juan de Miraflores
Lima 51
PERU
mporras [at] publigrafico.com

y por

Registrant:
Martin Porras Salvador
Buenaventura Rey 314
San Juan de Miraflores
Lima 51
Peru

Registered through: GoDaddy.com, LLC (http://www.godaddy.com)
Domain Name: REDEM.ORG
Created on: 15-Jul-04
Expires on: 15-Jul-12
Last Updated on: 09-Jun-10

Administrative Contact:
Porras Salvador, Martin mporras@publigrafico.com
Buenaventura Rey 314
San Juan de Miraflores
Lima 51
Peru
2764614

Technical Contact:
Porras Salvador, Martin mporras@publigrafico.com
Buenaventura Rey 314
San Juan de Miraflores
Lima 51
Peru
2764614

Resumiendo, a pesar de tanto nombre pomposo, mundial y galactico...a Mariela justamente apodada Marimonga, le dan el premio Eureka este, una organizacion de tres personas, muy conocidas en su casa a la hora de comer, uno de las cuales es cubana y por lo visto admiradora de la Junta Militar que desgobierna Cuba..y dos de las cuales son especialistas..(en que si no?) en "Educacion Especial"

Nadie conocia a estos 3 senores, ahora si los conoceran y les haran la ola por premiar a la hija boba de un tirano, por lo demas estos son los premios que se gasta la propaganda en Cuba

jueves, 2 de febrero de 2012

Ni el mismo Castro cree en la salud cubana segun Wikileaks


 Altos cargos del régimen desconfían del sistema cubano de salud, según Wikileaks

DDC|
Londres| 18-12-2010


Altos funcionarios del régimen, empezando por Fidel Castro, desconfían del sistema cubano de salud y reciben ayuda exterior o viajan para someterse a intervenciones quirúrgicas, según un cable de Wikileaks publicado este viernes por The Guardian.

El cable procede de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Está basado en el reporte de un profesional de la salud de dicha legación diplomática, a partir de sus conversaciones con cubanos, sus visitas sin autorización a hospitales y la experiencia en la búsqueda de asistencia médica para el personal cubano y norteamericano de la SINA.

El cable señala que la élite castrista acude a recursos exteriores cuando necesita asistencia médica.

Fidel Castro, por ejemplo, hizo llevar a La Habana a un cirujano español durante su crisis intestinal de 2006 y el viceministro de Salud, Abelardo Ramírez, viajó a Francia a tratarse un cáncer gástrico.

También recoge que el neurocirujano que dirige el hospital CIMEQ (Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas) —ampliamente reconocido como uno de los mejores de Cuba— viajó a Inglaterra para una operación de la vista y ha regresado a ese país periódicamente para los chequeos siguientes.

Sicko, prohibido

El cable publicado por The Guardian informa además que el régimen cubano prohibió en 2007 el documental Sicko, del cineasta norteamericano Michael Moore, por describir el sistema sanitario de la Isla como "mítico".

Sicko compara el sistema de salud norteamericano con el de otros países como Cuba, Francia y Reino Unido.

Nominado a un Oscar, el filme también fue criticado en EE UU por resultar ingenuo y tendencioso.

Las autoridades cubanas temían que las tomas relucientes del hospital que aparecía en el documental provocaran "una reacción popular".

La película se mostró a un grupo de médicos cubanos y uno de ellos llegó a preocuparse tanto "por la tergiversación descarada de la asistencia sanitaria en Cuba, que salió de la habitación".

El régimen sabía que la película de Moore reflejaba sólo un mito, "y no quiere arriesgarse a una reacción popular, mostrando a los cubanos instalaciones que claramente no están disponibles para la gran mayoría de ellos".

El cable describe además una visita realizada por el facultativo de la SINA al Hospital Hermanos Ameijeiras, en octubre de 2007.

Construido en 1982, el recientemente reformado hospital fue usado en la película de Michael Moore como evidencia de la alta calidad del sistema de salud en la Isla.

Sin embargo, de acuerdo con la fuente, la única manera en que los cubanos tienen acceso al hospital es mediante el soborno o contactos en la administración del centro.

"Los cubanos están muy resentidos porque el mejor hospital en La Habana está fuera de su alcance", dice el cable.

Según el documento, una visión más exacta de la experiencia de los cubanos en salud puede ser vista en el Hospital Calixto García. La fuente cree que si Michael Moore realmente quería el mismo trato que la mayoría de los cubanos, debía haber ido a dicho hospital.

Una visita de la fuente al "ruinoso" Calixto García, en 2007, le recordó "escenas de algunos de los países más pobres del mundo", dijo el cable.

Tras vivir en Cuba durante dos años y medios y tratar a numerosos cubanos empleados de la Oficina de Intereses, e interactuar con otros cubanos, el facultativo de la SINA cree que la medicina preventiva en la Isla es más un ideal pasado que una práctica estándar de atención médica.

Piden solidaridad con CAMBIO DE AVATAR @mujeresdenegro #VENEZUELA


Tonces! amigos DESDE HOY Todos UNIDOS a partir de hoy y por esta semana usemos este AVATAR.  CAMBIA TU AVATAR Y RUEDALO!

Repudian asi los twiteros venezolanos y quienes los apoyamos el nefasto aniversario del intento de golpe de estado de Hugo Chavez, el  "gorila de Sabaneta"   contra el entonces presidente electo Carlos Andres Perez en Venezuela  

CARTA DE MARÍA CORINA a #FidelCastro


LA BELLA Y LA BESTIA

CARTA DE MARÍA CORINA MACHADO A FIDEL CASTRO. 

Martes, 31 de Enero de 2012
Comandante Fidel Castro
La Habana Cuba
Sr. Castro:
Me dirijo a usted en la oportunidad de responder a las alusiones que hizo de mí en sus Reflexiones sobre “La Genialidad de Chávez” del 26 de enero pasado.
Me referiré a dos aspectos de su escrito: el que se refiere a mi intervención en la Asamblea Nacional y el relativo a sus opiniones sobre la política venezolana. El presidente Chávez intentó usar su presentación en la Asamblea para dos propósitos muy evidentes. En primer lugar para mostrar un país de paz y prosperidad que no existe. Venezuela con todos sus recursos humanos y naturales vive los embates de la pobreza el crimen y la humillación en segundo lugar quiso utilizar a los diputados de la oposición para mostrar al mundo un juego democrático que ha sido vulnerado por su gobierno mediante el control abusivo de todas las instituciones del Estado y la represión hacia la disidencia.
Frente a esta manipulación y la indignación que me produjo tomé la palabra para denunciar que no existe ese país que describió Chávez y que por el contrario está signado por la escasez y el racionamiento el crimen desatado y la acción vil e impune del Estado que roba la propiedad privada mediante la figura de las expropiaciones. Por eso cuando pronuncié la frase “expropiar es robar” los venezolanos en su mayoría sobre todo los más humildes se sintieron expresados. No fueron frases que pusieron a prueba como usted dice de Chávez “su caballerosidad y sangre fría” sino su engaño y el teatro que escenificaba hasta el momento de mi exposición.
Usted asegura que “solo él fue capaz de responder con serenidad al insultante calificativo de ‘ladrón’ que ella utilizó para juzgar la conducta del Presidente por las leyes y medidas adoptadas”. Yo dije que expropiar es robar y lo sostengo. Fue el propio presidente Chávez quien se autocalificó de “ladrón” al asumir personalmente la responsabilidad de las expropiaciones que son robos apenas revestidos de un barniz jurídico en el régimen actual.
Tan importante es la propiedad que después de medio siglo Cuba de la mano de su hermano y Presidente la ha redescubierto en su programa de reformas.
Tampoco es verdad que como usted asegura Chávez “respondió a la solicitud individual de un debate con una frase elegante y sosegada “Águila no caza moscas “y sin añadir una palabra prosiguió serenamente su exposición.” En ese momento el presidente Chávez perdió la compostura su manoseada frase sobre águilas y moscas es una grosera manifestación de desprecio hacia sus interlocutores que fue aderezada con una expresión según la cual yo no tengo “ranking” para debatir con él. Sólo un déspota considera que un parlamentario elegido por el pueblo no tiene credenciales para discutir con el presidente de su país.
Pero en el fondo tiene razón el Presidente Chávez: él y yo estamos en niveles muy distantes en cuanto a la moral y los principios.
Lo que usted señor Castro elude es que mi interpelación al presidente Chávez expresó lo que un país hastiado de un régimen autocrático quiere decirle. Estas opiniones suyas no pasarían de ser la consabida lisonja que usted suele prodigar de tiempo en tiempo a Chávez si no fuera porque se atreve a incursionar en el debate político venezolano como muestra del intervencionismo sistemático de su gobierno en los asuntos internos de mi país.
Señor Castro usted intervino en Venezuela en la década de los 60cuando personal militar a su servicio pretendió imponer un régimen en Venezuela como el que usted impuso en su país. Las autoridades civiles y las Fuerzas Armadas de entonces lo derrotaron a usted del mismo modo que las democracias latinoamericanas lo hicieron en toda la región. Su agresión causó muertes incluyendo la de tantos jóvenes venezolanos que se hicieron ilusiones con su revolución. Más adelante una vez derrotado y abandonado por la Unión Soviética los demócratas latinoamericanos le abrieron a su régimen las puertas a la comunidad regional a condición de que iniciara un proceso de democratización. Uno de los que le facilitó ese reingreso fue el presidente Carlos Andrés Pérez con quien usted se solidarizó cuando ocurrió el golpe de Estado del teniente coronel Hugo Chávez. Los venezolanos recordamos la carta suya al presidente Pérez en la que le decía: “En este momento amargo y crítico recordamos con gratitud todo lo que has contribuido al desarrollo de las relaciones bilaterales entre nuestros países y tu sostenida posición de comprensión y respeto hacia Cuba. Confío en que la dificultades serán superadas totalmente y se preserve el orden constitucional así como tu liderazgo al frente de los destinos de la hermana República de Venezuela”.
Así se desmarcaba usted del golpe de estado de Chávez y expresaba su solidaridad al entonces Presidente cuando su interés era retornar de algún modo a la comunidad latinoamericana debido a que los soviéticos habían dejado a su país sin oxígeno.
Sin embargo más adelante encontraría un nuevo auxilio. Usted se prestó a darle una credencial revolucionaria a quien no habría pasado de ser uno más de los militares golpistas de América Latina a cambio de recibir colosales recursos de nuestro país que le son negados a los ciudadanos venezolanos. Si en los 60 usted invadió a nuestro país en contra de la voluntad de su liderazgo civil y de las FAN ahora lo hace porque el gobierno del presidente Chávez le ha entregado nuestra soberanía. Su ataque a Rómulo Betancourt no puede ocultar un hecho que está inscrito en la historia: Betancourt lo derrotó a usted política y militarmente su reconcomio por esta fatalidad es evidente.
No podía esperarse en sus consideraciones nada distinto al reconocimiento al General Henry Rangel Silva recientemente promovido al cargo de ministro de Defensa de Venezuela. Es un militar cuestionado nacional e internacionalmente en el exterior por supuestos vínculos con la guerrilla y el narcotráfico dentro de Venezuela por haber amenazado en no reconocer el triunfo de las fuerzas democráticas en las próximas elecciones. Este oficial no representa a los militares institucionales de Venezuela ni la protesta mayoritaria de éstos en contra de la invasión cubana a nuestra FAN.
Usted ha invocado muchas veces como razón de su rebelión en la década de los 50 la intervención de los EEUU en su país durante más de la mitad del siglo XX. Usted ha sido crítico de la forma en la que los soviéticos a sus espaldas negociaron a Cuba en el marco de la Guerra Fría. Muchos cubanos todavía resienten la grosera participación de los soviéticos en la dirección del Estado cubano durante tres décadas. Usted que sabe eso podría imaginarse la indignación que produce a los venezolanos ver a cubanos enviados por su gobierno en las más altas esferas del Estado en las instalaciones militares en el Palacio presidencial en los cuerpos de seguridad en registros y notarías. Imagine la humillación que sienten los oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al recibir órdenes de extranjeros como los oficiales cubanos quienes invaden nuestras instalaciones militares.
Venezuela ha sustituido a la Unión Soviética como sostén de Cuba mientras aquí hay miles de refugiados que vieron sus viviendas destruirse y el gobierno no ha hecho nada para remediarles su situación. Su gobierno recibe que se sepa más de 110 mil barriles diarios de nuestro petróleo en forma de regalo supuestamente compensado con servicios que no valen lo que cuesta producir el petróleo. Su régimen hace triangulaciones de negocios que encarecen lo que Venezuela importa y les permiten a ustedes una grosera e innecesaria tajada de comisiones. Chávez y ustedes han logrado que lo que ha sido la tradicional amistad entre cubanos y venezolanos hoy esté atravesada por el resentimiento y la sospecha. Esa amistad volverá pero una vez que cese la invasión de funcionarios de su país al nuestro.
Usted invocó en su revolución la necesidad de luchar contra los cipayos que en su país propiciaron la intervención foránea durante décadas. Nosotros hoy luchamos contra los cipayos que en Venezuela han propiciado la intervención del gobierno cubano en la dirección de nuestro Estado y nuestra sociedad.
En el futuro seremos países amigos pero jamás aceptaremos la permanencia del status-quo que les ha permitido la anexión institucional de nuestro país al suyo. Tenga la seguridad de que mi gobierno estará comprometido con el pleno retorno de la democracia a Cuba.
Comandante Castro deje de intervenir en los asuntos internos de Venezuela. Hágalo de buen grado o las fuerzas democráticas de Venezuela se lo volverán hacer entender como hace 50 años.
María Corina Machado
FUENTE:  http://runrun.es/runrunes/34904/primera-vez-que-le-leen-la-cartilla-a-fidel-castro-y-fue-maria-corina.html

martes, 31 de enero de 2012

APÉNDICE LOS MÉTODOS DE LA ACCIÓN NOVIOLENTA

APÉNDICE
LOS MÉTODOS DE LA ACCIÓN NOVIOLENTA (17)


(DE LA 
DICTADURA 
    
A LA 
    
DEMOCRACIA 
   
Un Sistema Conceptual para la Liberación) 
http://www.aeinstein.org/organizations/org/DelaDict.pdf

MÉTODOS DE PROTESTA Y PERSUASIÓN NOVIOLENTAS


Declaraciones formales
1. Discursos públicos
2. Cartas de oposición o de apoyo
3. Declaraciones de organizaciones e instituciones
4. Declaraciones públicas firmadas
5. Declaraciones de acusación e intención
6. Peticiones de grupo o masivas

Comunicaciones con un público más amplio
7. Lemas, caricaturas y símbolos
8. Banderas, carteles y pancartas
9. Volantes, folletos y libros
10. Periódicos y otras publicaciones
11. Discos, radio y televisión
12. Escritura en el cielo y en la tierra
Representaciones de grupo
13. Diputaciones
14. Premiaciones burlescas
15. Cabildeo de grupo
16. Piqueteo
17. Elecciones burlescas

Actos públicos simbólicos
18. Despliegue de banderas y colores simbólicos
19. Usar símbolos en el vestido/vestir atuendos simbólicos
20. Oración y culto
21. Entrega de objetos simbólicos
22. Desvestirse en público
23. Destrucción de las propias pertenencias
24. Luces simbólicas
25. Exposición de retratos
26. Pintura como protesta
27. Nuevos letreros y nombres
28. Sonidos simbólicos
29. Reclamaciones simbólicas
30. Gestos groseros

Presión sobre los individuos
31. Acoso a funcionarios
32. Mofa de funcionarios
33. Fraternización
34. Vigilias


Drama y música
35. Sátira y burlas
36. Interpretaciones teatrales y musicales
37. Canto

Procesiones


38. Marchas
39. Desfiles
40. Procesiones religiosas
41. Peregrinaciones
42. Desfile de vehículos

Tributo a los muertos
43. Duelo político
44. Funerales burlescos
45. Funerales-Manifestaciones
46. Homenajes en tumbas/cementerios


Asambleas públicas
47. Asambleas de protesta o de apoyo
48. Mitines de protesta
49. Mitines de protesta encubiertos
50. Tomar un lugar usándolo para enseñar

Separación y renuncia
51. Abandonar un lugar (irse caminando)
52. Guardar silencio
53. Renunciar a un premio
54. Volver la espalda


MÉTODOS DE NOCOOPERACIÓN SOCIAL


Ostracismo de personas
55. Boicot social
56. Boicot social selectivo
57. No acción a lo Lisistrata
58. Excomunión
59. Interdicto

La nocooperación en eventos sociales, costumbres e
instituciones

60. Suspensión de actividades sociales o deportivas
61. Boicot a eventos sociales
62. Huelga estudiantil
63. Desobediencia social
64. Retirarse de instituciones sociales

Retirarse del sistema social


65. Quedarse en casa
66. Nocooperación personal (completa)
67. Abandono por parte de los trabajadores
68. Santuario
69. Desaparición colectiva
70. Protesta de emigración (hijrat)

METODOS DE NOCOOPERACIÓN ECONÓMICA


(1) BOICOT ECONÓMICO


Acción de los consumidores
71. Boicot por consumidores
72. No consumo de bienes boicoteados
73. Política de austeridad
74. Retención de alquileres
75. Negarse a pagar el alquiler
76. Boicot nacional de consumidores
77. Boicot internacional de consumidores

Acción de trabajadores y productores


78. Boicot de trabajadores
79. Boicot de productores

Acción de intermediarios


80. Boicot de suministradores y de los que trasiegan con esos
bienes

Acción de dueños y administradores

81. Boicot de comerciantes
82. Negarse a dejar o a vender su propiedad
83. Cierre patronal (Lockout)
84. Negarse a recibir ayuda industrial
85. "Huelga general" de comerciantes

Acción de dueños de recursos financieros

86. Retirar depósitos del banco
87. Negarse a pagar estipendios, deudas y asignaciones
88. Negarse a pagar deudas o intereses
89. Recortar fondos y créditos
90. Negarse a pagar impuestos
91. Negarse a aceptar dinero del gobierno

Acción por parte de los gobiernos
92. Embargo doméstico
93. Lista negra de comerciantes
94. Embargo de vendedores internacionales
95. Embargo de compradores
96. Embargo del comercio internacional

MÉTODOS DE NOCOOPERACIÓN ECONÓMICA


(2) LA HUELGA


Huelgas simbólicas

97. Huelga de protesta
98. Abandono rápido del trabajo (huelga relámpago)

 Huelga agrícola

99. Huelga de campesinos
100. Huelga de trabajadores agrícolas

Huelga de grupos especiales


101. Huelga de jornaleros reclutados
102. Huelga de presos
103. Huelga de artesanos
104. Huelga de profesionistas

Huelgas industriales ordinarias


105. Huelga de un establecimiento
106. Huelga de la industria
107. Huelga de solidaridad

Huelgas restringidas


108. Huelga de algunos de los obreros a un tiempo
109. Huelga de trabajadores en una sola planta por tiempo
definido
110. Huelga de manos caídas
111. Huelga de estricto apego al reglamento
112. Reportarse "enfermo"
113. Huelga por renuncia
114. Huelga limitada
115. Huelga selectiva

Huelgas de varias industrias


116. Huelga generalizada
117. Huelga general

Combinación de huelga con cierre económico
118. Hartal (paro colectivo)
119. Cierre económico

MÉTODOS DE NOCOOPERACIÓN POLITICA


Rechazo de la autoridad


120. Negar o retirar la obediencia
121. Negarse a dar apoyo público
122. Literatura y discursos que aboguen por la resistencia

Nocooperación de los ciudadanos con el gobierno


123. Boicot de los cuerpos legislativos
124. Boicot de elecciones
125. Boicot de funcionarios y empleados del gobierno
126. Boicot de los departamentos, agencias y otras oficinas del
gobierno
127. Retirarse de las instituciones educativas de gobierno
128. Boicot de las organizaciones dependientes del gobierno
129. Negarse a ayudar a los agentes de coacción del gobierno
130. Quitar señales y marcadores de su lugar
131. Negarse a aceptar a los funcionarios designados
132. Negarse a disolver instituciones existentes

Alternativas a la obediencia de parte de los ciudadanos


133. Cumplimiento lento y de mala gana
134. Noobediencia cuando no hay una supervisión directa
135. Noobediencia popular
136. Desobediencia encubierta
137. En una asamblea o en un mitín, negarse a dispersarse
138. Ocupar un lugar sentándose
139. Nocooperación con el reclutamiento o la deportación
140. Esconderse, escaparse, usar identificaciones falsas
141. Desobediencia civil a leyes "ilegítimas"

Acción del personal del gobierno

142.Negarse selectivamente a ser asistido por auxiliares
gubernamentales
143. Bloqueo de las líneas de mando o de información
144. Buscar evasivas y obstruir
145. Nocooperación administrativa general
146. Nocooperación judicial
147. Ineficiencia deliberada y nocooperación selectiva por parte
de los agentes de coacción
148. Amotinamiento

Acción gubernamental nacional

149. Evasiones y demoras casi legales
150. Nocooperación por parte de unidades gubernamentales
constitutivas

Acción gubernamental internacional


151. Cambios en la representación diplomática y otros
152. Demora y cancelación de eventos diplomáticos
153. Retención del reconocimiento diplomático
154. Romper las relaciones diplomáticas
155. Retirarse de las organizaciones internacionales
156. Negarse a pertenecer a organizaciones internacionales
157. Expulsión de organizaciones internacionales

MÉTODOS DE INTERVENCIÓN NOVIOLENTA

Intervención sicológica

158. Quedarse a la intemperie
159. Ayunar
a) Ayunar para presionar moralmente
b) Huelga de hambre
c) Ayuno de satiagraha
160. Juicio al revés
161. Acoso noviolento

Intervención física
162. Entrar y sentarse
163. Entrar y quedarse de pie
164. Entrar montado
165. Meterse a tropel
166. Meterse golpeando o empujando
167. Entrar rezando
168. Incursión noviolenta
169. Incursión aérea noviolenta
170. Invasión noviolenta
171. Inserción o intervención noviolenta
172. Obstrucción noviolenta
173. Ocupación noviolenta

Intervención social


174. Establecer nuevos patrones sociales
175. Sobrecargar las instalaciones
176. Tardarse a propósito para completar un trámite
177. Entrar y hablar
178. Teatro de guerrilla
179. Instituciones sociales alternativas
180. Sistema alternativo de comunicaciones

Intervención económica


181. Huelga al revés
182. Huelga de quedarse en el sitio
183. Ocupación noviolenta de tierras
184. Desafiar cercas, rejas, etc.
185. Falsificación políticamente motivada
186. Operación comercial excluyente
187. Apropiación de fondos
188. Provocar una baja o caída económica
189. Auspicio selectivo
190. Mercado alternativo
191. Sistema alternativo de transporte
192. Instituciones económicas alternativas

Intervención política


193. Sobrecargar el sistema administrativo
194. Revelar la identidad de los agentes secretos
195. Buscar el encarcelamiento
196. Desobediencia civil de las leyes "neutrales"
197. Seguir en el trabajo pero sin colaborar
198. Soberanía dual y gobierno paralelo


SOBRE EL AUTOR Gene Sharp es Profesor Investigador Titular en la Institución Albert Einstein de Boston, Massachusetts. Realizó la Licenciatura y la Maestría en la Universidad Estatal de Ohio y es Doctor en Teoría Política por la Universidad de Oxford. Es Profesor Emérito de Ciencias Políticas de la Universidad de Massachusetts Dartmouth. Por casi treinta años se ha desempeñado como investigador en el Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard. Es autor de los libros The Politics of Nonviolent Action (1973), Gandhi as a Political Strategist (1979), Social Power and Political Freedom (1980), Making Europe Unconquerable (1985), Civilian-Based Defense (1990) y From Dictatorship to Democracy (1993 y 2002). Un nuevo libro muy importante se publicará en 2004, Waging Nonviolent Struggle: Twen- tieth Century Practice and Twenty-First Century Potential. Sus escritos se han traducido a más de 30 lenguas




.........................................................................


(17) Esta lista, con definiciones y ejemplos históricos, está tomada de Gene Sharp, The
Politics of Nonviolent Action, Part Two, The Methods of Nonviolent Action (La Política
de la Acción Noviolenta, Parte Dos, Los Métodos de la Acción Noviolenta).





TRABAJO PRELIMINAR PARA UNA DEMOCRACIA DURADERA

TRABAJO PRELIMINAR PARA UNA DEMOCRACIA DURADERA



(DE LA 
DICTADURA 
   
A LA 
   
DEMOCRACIA 
  
Un Sistema Conceptual para la Liberación) 
http://www.aeinstein.org/organizations/org/DelaDict.pdf

Capitulo 10

 La desintegración de la dictadura es, por supuesto, causa de gran celebración. La gente que por tanto tiempo ha sufrido y que ha pagado un precio tan alto, merece un tiempo de gozo, relajamiento y reconocimiento. Debe sentirse orgullosa de sí misma y de todos los que con ella lucharon para ganar la libertad política. No todos habrán vivido para celebrar este día. Vivos y muertos serán recordados como héroes que ayudaron a moldear la historia de la libertad en su país.

Desafortunadamente, esta no es una oportunidad para reducir la vigilancia. Aún en caso de que la dictadura hubiese sido desintegrada exitosamente por medio del desafío político, se deben tomar muchas precauciones para impedir que surja un nuevo régimen opresivo durante la confusión que acompaña el derrumbamiento del viejo. Los dirigentes de las fuerzas pro- democráticas deben tener preparada por adelantado una transición ordenada hacia la democracia. Es necesario establecer las bases constitucionales y legales así como las normas de comportamiento de una democracia duradera.

Nadie debe creer que con la caída de la dictadura inmediatamente va a aparecer una sociedad ideal. La desintegración de la dictadura simplemente facilita el punto de partida, en condiciones de una libertad revalorada, para realizar esfuerzos a largo plazo por mejorar la sociedad y responder más adecuadamente a las necesidades humanas. Los serios problemas políticos, económicos y sociales seguirán durante años, y hará falta la cooperación de muchas personas y grupos para buscarles solución. El nuevo sistema político debe dar una oportunidad para que las personas con puntos de vista diferentes y medidas que lo favorezcan continúen el trabajo constructivo y el desarrollo de las políticas orientadas a encarar los problemas del futuro.

Amenazas de una nueva dictadura Aristóteles advirtió hace tiempo "...que la tiranía puede cambiar y convertirse en tiranía..."(14) La historia nos da muchos ejemplos, en Francia (los jacobinos y Napoleón), en Rusia (los bolcheviques), en Irán (el Ayatollah), en Birmania (SLORC), y en otras partes en que algunas personas o grupos consideraron el derrumbamiento de un régimen opresivo meramente como la oportunidad de convertirse en los nuevos amos. Sus motivos podrán variar, pero los resultados son a menudo muy similares. La nueva dictadura puede ser aún más cruel que la anterior y ejercer un control más asfixiante. Aún antes del desplome de la dictadura, miembros del pasado régimen pueden intentar acortar el proceso de la lucha desafiante por la democracia dando un golpe de estado a fin de escamotear la victoria que lograría la resistencia popular. Pueden proclamar que han expulsado a la dictadura, pero de hecho buscan sólo imponer un modelo más o menos renovado de la anterior.

Cerrándoles el paso a los golpes de estado

Hay maneras de derrotar los golpes de estado que se intenten con- tra una sociedad recientemente liberada. A veces basta un conocimiento previo de esa capacidad de defenderse para impedir el intento. La preparación intelectual puede prevenirlos.(15) Apenas el golpe haya sido puesto en marcha, los putschistas necesitan legitimarse, o sea, que se acepte que tienen derecho político y moral de gobernar. Por lo tanto, el primer principio básico que hay que esgrimir para defenderse contra el golpe es negarles la legitimidad a los putschistas.

Los putschistas también necesitan que los líderes civiles y la población los apoye, que estén confundidos o que sencillamente se mantengan pasivos. Los putschistas requieren la colaboración de especialistas y consejeros, burócratas y funcionarios  gubernamentales, administradores y jueces, a fin de consolidar su poder sobre la sociedad afectada. También requieren que la multitud de personas que manejan el sistema político, las instituciones sociales, la economía, la policía y las fuerzas militares se les sometan pasivamente y lleven a cabo sus funciones habituales tal como las hayan modificado las órdenes y políticas de los putschistas.

El segundo principio de la defensa contra el golpe de estado es el de resistir a los putschistas por medio de la nocooperación y el desafío político. Debe negárseles la cooperación y asistencia que necesitan. Esencialmente, los mismos medios de lucha que se usaron contra la dictadura se pueden emplear ante la nueva amenaza, siempre que se apliquen inmediatamente. Si se les niega tanto la legitimidad como la cooperación, el golpe puede morir de inanición política, y se habrá restaurado la oportunidad de construir una democracia.

Redactando una constitución

El nuevo sistema democrático va a requerir una constitución que establezca la estructura deseada del gobierno democrático. La constitución deberá fijar los propósitos del gobierno, limitar los poderes gubernamentales, establecer los procedimientos y las fechas de las elecciones mediante las cuales se eligirá a los funcionarios del gobierno y los legisladores, los derechos inherentes del pueblo, y las relaciones del gobierno nacional con los niveles inferiores de la estructura política.

Dentro del gobierno central, si éste ha de seguir siendo democrático, debe establecerse una clara separación de la autoridad entre las ramas legislativa, ejecutiva y judicial. Se deben incluir fuertes restricciones a las actividades de la policía, los servicios de inteligencia y las fuerzas armadas prohibiéndoles cualquier interferencia política legal.

Para conservar el sistema democrático e impedir medidas y tendencias dictatoriales, la constitución debe ser preferentemente una que establezca un sistema federal con prerrogativas importantes para los gobiernos a nivel regional, estatal y local. En algunos casos, se puede considerar la imitación del sistema suizo de cantones en el que áreas relativamente pequeñas retienen prerrogativas importantes sin dejar por eso de ser parte integral del país.

Si una constitución con muchos de estos rasgos hubiera existido antes en la historia del país recién liberado, sería deseable reimplantarla modificándola apenas en lo que fuere necesario y deseable. Si no existiera una constitución más antigua con los requerimientos del caso, quizá se podría trabajar con una constitución interina. Si no, habría que escribir una nueva constitución. Preparar una nueva constitución llevará tiempo y esfuerzo. Es deseable la participación popular en este proceso y se hace necesaria para la ratificación de un nuevo texto o de sus enmiendas. Se ha de ser muy cauto al incluir en la constitución promesas que luego se demuestre que es imposible cumplir, o estipulaciones que requieran un gobierno altamente centralizado, porque en ambos casos podría facilitarse una nueva dictadura.

La redacción de la constitución debe ser fácilmente comprendida por toda la población. No debe ser tan compleja ni tan ambigua como para que sólo los abogados u otras élites puedan decir que la comprenden.

Una política democrática de defensa

El país liberado puede tener que enfrentarse a una amenaza extranjera, para lo cual se necesitaría una capacidad defensiva. El país puede también verse amenazado por un intento de imponerle una dominación militar, política o económica desde el extranjero.

 A fin de mantener una democracia interna, habría que considerar seriamente si han de aplicarse los principios básicos del desafío político a las necesidades de la defensa nacional (16). Al situar la capacidad de resistencia directamente en manos de la ciudadanía, los países recientemente liberados pueden evitar la necesidad de establecer una fuerte capacidad militar que podría, por su parte, amenazar la democracia y demandar vastos recursos económicos que mucho se necesitan para otros propósitos.

Debemos recordar que algunos grupos van a ignorar cualquier disposición constitucional en su afán de establecerse como nuevos dictadores. Por consiguiente, la población necesita asumir la tarea permanente de aplicar el desafío político y la nocooperación contra cualquier dictador en potencia y de preservar las estructuras, los derechos y los procedimientos democráticos.

Una responsabilidad meritoria

Los efectos de la lucha noviolenta son no solamente debilitar y quitar al dictador sino también dotar de poder al oprimido. Esta técnica habilita a las personas que previamente sentían que no servían más que como víctimas para ejercer directamente el poder para lograr por su propio esfuerzo una mayor libertad y justicia. Esta experiencia de lucha tiene consecuencias sicológicas importantes que contribuyen a aumentar la autoestima y la confianza en sí mismos entre los que antes carecían de todo poder.

Una consecuencia beneficiosa a largo plazo del empleo de la lucha noviolenta a fin de establecer un gobierno democrático, es que la sociedad estará más apta para manejar los problemas recurrentes y futuros. Aquí podrían incluirse los futuros abusos del gobierno y la corrupción, los maltratos a algún grupo, la injusticia económica y las limitaciones en la calidad democrática del sistema político. La población, experimentada en el uso del desafío político, probablemente será menos vulnerable a la acción de una dictadura en el futuro.

Después de la liberación, el haberse familiarizado con la lucha noviolenta va a sugerir maneras de defender la democracia, las libertades civiles, los derechos de las minorías y las prerrogativas de los gobiernos regionales, estatales o locales así como de las instituciones nogubernamentales. Tales medios también harán posible que personas o grupos expresen pacíficamente su disentimiento extremo sobre asuntos que los grupos de oposición perciben ser tan importantes que a veces los han llevado al terrorismo o a la guerra de guerrillas.

Los pensamientos expresados en este examen del desafío político o la lucha noviolenta tienen como fin tratar de ayudar a todas las personas y grupos que buscan liberar a sus pueblos de la opresión dictatorial y establecer un sistema democrático duradero que respete las libertades humanas y la acción popular para mejorar la sociedad.

Tres conclusiones principales se derivan de las ideas bosquejadas aquí:

• Es posible liberarse de las dictaduras;
• Una reflexión cuidadosa y una planificación estratégica muy meticulosa son indispensables para lograr la liberación; y
• Se necesitará vigilancia, mucho trabajo arduo y una lucha disciplinada a veces a un precio muy alto

Es cierta la multicitada frase: "La libertad no es gratis". Ninguna fuerza externa vendrá a darle al pueblo oprimido la libertad que tanto anhela. La gente tendrá que aprender cómo conseguir esa libertad por sí misma. No será fácil.

Si la gente puede darse cuenta de lo que necesita para su liberación, podrá trazarse líneas de acción que, después de muchos trabajos, han de traerle su libertad. Entonces con ahínco podrá construir un nuevo orden democrático y prepararse para defenderlo. La libertad que se gana por medio de una lucha de este tipo puede ser duradera y ser mantenida por un pueblo tenaz comprometido a conservarla y enriquecerla.

.....................................................


(14) Aristóteles, The Politics (Política), libro V, cap. 12, p. 233.
Ver Gene Sharp, The Anti-Coup (El Antigolpe), (Boston, MA: The Albert Einstein
Institution, 2003).
(15) Ver Gene Sharp, The Anti-Coup (El Antigolpe), (Boston, MA: The Albert Einstein
Institution, 2003).
(16) Ver Gene Sharp, Civilian-Based Defense: A Post-Military Weapons System ("La Defensa


con Base Civil: Un Sistema de Armas Post-Militares"), (Princeton, New Jersey:
Princeton University Press, 1990).

DESINTEGRANDO LA DICTADURA

DESINTEGRANDO LA DICTADURA

(DE LA 
DICTADURA 
  
A LA 
  
DEMOCRACIA 
 
Un Sistema Conceptual para la Liberación) 
http://www.aeinstein.org/organizations/org/DelaDict.pdf

Capitulo 9

El efecto acumulativo de estas exitosas campañas de desafío político bien dirigidas sería el fortalecimiento de la resistencia y el establecimiento y expansión de áreas de la sociedad donde la dictadura se encuentra con los límites de su control efectivo. Estas campañas también proporcionan una importante experiencia en cómo negar la cooperación a la dictadura, y cómo manifestar un desafío político. Esta experiencia será de gran ayuda cuando llegue el momento de una nocooperación y un desafío masivos.

Tal como se discutió en el Capítulo Tres, la obediencia, la cooperación y la sumisión son esenciales para que un dictador sea poderoso. Sin acceso a las fuentes de poder político, el poder del dictador se debilita y finalmente se esfuma. El retiro del respaldo es, por lo tanto, la principal acción que se requiere para desintegrar la dictadura. Sería útil repasar cómo se pueden afectar las fuentes del poder mediante el desafío político.

Los actos simbólicos de repudio y desafío se encuentran entre los medios disponibles para minar la moral del régimen y su autoridad política, es decir, su legitimidad. Mientras mayor sea la autoridad de un gobierno, mayor y más confiables serán la obediencia y cooperación que recibirá. La desaprobación moral necesita ser expresada mediante acciones para que la dictadura perciba que es una amenaza seria a su existencia. Es necesario retirarle la cooperación y la obediencia para negarle al régimen el acceso a las otras fuentes de poder.

La fuente de poder segunda en importancia son los recursos humanos, la cantidad e importancia de las personas y grupos que obedezcan o ayuden a los gobernantes y que cooperen con ellos. Si grandes sectores de la población practican la nocooperación, el régimen realmente se verá en un serio problema. Por ejemplo, si los funcionarios gubernamentales ya no funcionan con su normal eficiencia, o inclusive se quedan en casa, el aparato administrativo se verá gravemente afectado.

De igual manera, si entre las personas o grupos nocooperantes se incluye a los que previamente le han estado aportando tecnologías y conocimientos especializados, entonces los dictadores verán cómo su capacidad de funcionamiento se debilita gravemente. Hasta su capacidad de tomar decisiones ante una información sólida y de desarrollar políticas efectivas se verá seriamente reducida. Si las influencias sicológicas e ideológicas—llamadas factores intangibles—que por lo general inducen a las personas a obedecer y ayudar a los gobernantes, se debilitan o revierten, la población se inclinará más a desobedecer y nocooperar.

El acceso de los dictadores a los recursos materiales también afecta directamente su poder. Con el control de los recursos financieros del sistema económico, la propiedad, los recursos naturales, el transporte y los medios de comunicación en manos de los verdaderos opositores del régimen, o de otros en potencia, otro recurso de poder importantísimo se les ha vuelto vulnerable o se les ha negado. Las huelgas, el boicot y la creciente autonomía en algunos sectores de la economía, las comunicaciones y el transporte, debilitarán al régimen.

Como ya se discutió anteriormente, la capacidad del dictador para amenazar o aplicar sanciones—castigos contra los sectores nocooperantes, desobedientes o ingobernables de la población—es una fuente central del poder de los dictadores. Ésta puede debilitarse en dos días. En primer lugar, si la población está preparada, como en la guerra, para arriesgarse a serias consecuencias como precio del desafío, la efectividad de las sanciones aplicables se verá drásticamente disminuida; es decir, la represión de los dictadores no logrará el sometimiento deseado. En segundo lugar, si la policía y hasta las mismas fuerza militares se manifiestan descontentas, puede ser que individualmente o en grupo evadan o francamente desacaten las órdenes de arrestar, golpear o disparar contra los de la resistencia. Si los dictadores ya no pueden confiar en la policía y las fuerzas militares, la dictadura está seriamente amenazada.

En síntesis, el éxito contra una dictadura bien afianzada exige que la nocooperación y el desafío le reduzcan y le quiten al régimen las fuentes de poder. Sin la constante reposición de los recursos de poder necesarios, la dictadura se debilitará y finalmente se  desintegrará.

 Una planificación estratégica competente del desafío político contra las dictaduras, por consiguiente, necesita tener como objetivo las más importantes fuentes de poder de los dictadores.

La escalada de la libertad

En combinación con el desafío político, durante la etapa de la resistencia selectiva, el crecimiento de las instituciones autónomas— sociales, económicas, culturales y políticas—expande progresivamente el "espacio democrático" de la sociedad y contrae el control de la dictadura.

 A medida que las instituciones civiles de la sociedad se fortalecen en relación con la dictadura, entonces, sin importar lo que quieran los dictadores, la población está construyendo de manera creciente una sociedad independiente fuera del control de aquélla.

Si la dictadura va a intervenir para frenar este "aumento de la libertad", cuando lo haga, se puede aplicar la lucha noviolenta en defensa de este espacio recientemente ganado, y la dictadura se verá confrontada por otro "frente" más en la lucha.

 Con el tiempo, esta combinación de resistencia y construcción de instituciones puede conducir a una libertad de facto. El derrumbamiento de la dictadura y la instauración formal de un sistema democrático se hará innegable, porque se habrán alterado fundamentalmente las relaciones de poder dentro de la sociedad.

 La Polonia de los setentas y los ochentas constituye un claro ejemplo de cómo la sociedad rescata progresivamente sus instituciones y funciones por medio de la resistencia. La Iglesia Católica ha sido perseguida, pero jamás puesta bajo el absoluto con- trol comunista. En 1976, ciertos intelectuales y obreros formaron pequeños grupos tales como los KOR (Comités de Defensa de los Trabajadores) para impulsar sus ideas políticas. La organización del sindicato de Solidaridad, con el poder que tuvo de organizar huelgas muy efectivas, obligó a su legalización en 1980. Campesinos, estudiantes y muchos otros grupos también formaron sus propias organizaciones independientes. Cuando los comunistas se dieron cuenta que estos grupos habían cambiado las realidades del poder, Solidaridad fue proscrita de nuevo y los comunistas recurrieron al régimen militar.

Inclusive bajo la ley marcial, con numerosos encarcelamientos y recia persecución, las nuevas instituciones independientes de la sociedad continuaron funcionando. Por ejemplo, docenas de periódicos y revistas ilegales siguieron publicándose. Casas editoriales ilegales publicaban anualmente cientos de libros, mientras que los más conocidos escritores polacos boicoteaban las editoriales del gobierno y sus publicaciones. Actividades similares continuaban en otros sectores de la sociedad.

Bajo el régimen militar de Jaruselski el gobierno militar comunista alguna vez fue descrito como rebotando de un extremo a otro en la cresta de la sociedad. Los oficiales todavía ocupaban las oficinas y los edificios del gobierno. El régimen todavía podía golpear a la sociedad con castigos, arrestos, encarcelamientos, la ocupación de las imprentas y acciones por el estilo. Desde ese punto de vista, era sólo cuestión de tiempo el que la sociedad acabara de echar abajo al régimen por completo.

Aún cuando una dictadura esté todavía ocupando posiciones gubernamentales, a veces es posible organizar un "gobierno democrático paralelo". Éste funcionaría de manera creciente como un gobierno rival, al cual la población y las instituciones de la sociedad le prestarían lealtad, obediencia y cooperación. En consecuencia, a la dictadura se le negarían estas características del gobierno.

Eventualmente, el gobierno democrático paralelo podría llegar a reemplazar plenamente al régimen dictatorial como parte de la transición a un sistema democrático. A su debido tiempo entonces, se adoptaría una constitución y se celebrarían elecciones como parte de la transición.

Desintegrando la dictadura


Mientras se lleva a cabo la transformación institucional de la sociedad, el movimiento de desafío y nocooperación puede ir en escalada. Los estrategas de las fuerzas democráticas pueden moverse más allá de la resistencia selectiva y lanzar el desafío masivo. En la mayoría de los casos, hace falta tiempo para crear, construir o ex- tender la capacidad de resistencia, y el desarrollo del desafío masivo podrá ocurrir sólo después de algunos años. Durante este período intermedio se deberá impulsar una campaña de resistencia selectiva con objetivos políticos más importantes cada vez. Se debe involucrar a grandes sectores de la población a todos los niveles de la sociedad. Dado un desafío político bien definido y disciplinado durante esta escalada de actividades, es muy probable que la debilidad interna de la dictadura se haga cada vez más evidente.

Con el tiempo, la combinación de un desafío político vigoroso y la construcción de instituciones independientes, es posible que atraiga una amplia atención internacional a favor de las fuerzas democráticas. Puede también producir condenas diplomáticas internacionales, boicot y embargos en apoyo a las fuerzas democráticas (como pasó en Polonia).

Los estrategas deben estar conscientes de que en algunas situaciones la caída de la dictadura puede ocurrir extremadamente pronto, como en Alemania del Este en 1989. Esto puede ocurrir cuando las fuentes de poder le son masivamente negados como resultado de la repulsa de la población entera contra la dictadura. Este patrón conductual no es frecuente, y es mejor planificar para una lucha a largo plazo (aunque haya que estar preparado por si ocurre un cambio a corto plazo).

Durante el curso de la lucha de liberación, las victorias, aunque sean pequeñas, deben celebrarse. Los que han ganado una victoria deben ser reconocidos. La celebración, acompañada por la vigilancia, también contribuye a mantener la moral en alto, y esto es muy necesario para las futuras etapas de lucha.

Manejando el triunfo responsablemente


Los planificadores de la gran estrategia deben calcular por adelantado los modos posibles y preferibles de cómo una lucha victoriosa puede concluirse de la mejor manera a fin de impedir el surgimiento de una nueva dictadura y de asegurar el establecimiento gradual de un sistema democrático duradero.

Los demócratas deben pensar cómo debe manejarse la transición de una dictadura a un gobierno interino al final de la contienda. Lo deseable en ese momento es establecer cuanto antes un nuevo gobierno que funcione. No obstante, no debe ser simplemente el viejo gobierno con un personal nuevo.

Hace falta calcular qué sectores de la vieja estructura gubernamental (tales como la policía) tienen que ser abolidos completamente, por su intrínseco carácter antidemocrático, y qué sectores que se conserven han de ser sometidos más adelante a un esfuerzo democratizador.

 Un total vacío de poder podría abrirle paso al caos y a una nueva dictadura. Con antelación se debe determinar cuál habrá de ser la política a seguir con los altos funcionarios de la dictadura cuando se desintegre su poder. Por ejemplo: ¿se va a presentar al dictador ante un tribunal? ¿Se les permitirá a él y los suyos abandonar el país permanentemente? ¿Qué otras opciones habrá consistentes con el desafío político, la necesidad de reconstruir el país y de establecer una democracia después de la victoria? Se debe evitar a toda costa un baño de sangre que podría tener consecuencias drásticas sobre la posibilidad de un sistema democrático futuro.


Deberá haber planes específicos para la transición a la democracia que deberán ser aplicados cuando la dictadura esté debilitándose o se derrumbe. Estos planes ayudarán a impedir que otro grupo capture el poder mediante un golpe de estado. También se requerirán planes para la institución de un gobierno constitucional democrático, con plenas libertades políticas y personales. No deben dejarse perder los cambios ganados a un precio tan alto por falta de planificación.

Cuando los dictadores tengan que enfrentarse a una población cuyo poder cada vez es mayor y al crecimiento de grupos democráticos e instituciones independientes—a ninguno de los cuales podrá ya controlar la dictadura—los dictadores se encontrarán con que su poder se está desbaratando.

Los cierres masivos de la sociedad, las huelgas generales, las quedadas-en-casa masivas, las marchas desafiantes u otras actividades socavarán cada vez más la propia organización de los dictadores y la de las instituciones relacionadas con ellos.

 Como una consecuencia de tal desafío y nocooperación ejecutados inteligentemente y con participación masiva todo el tiempo, los dictadores se quedarán sin poder y los defensores de la democracia habrán triunfado sin violencia.

La dictadura se habrá desmoronado ante la población desafiante. No todos los esfuerzos en ese sentido triunfarán, y en especial, nunca lo harán fácilmente, y sólo rara vez pronto. Debemos recordar que tantas son las guerras militares ganadas como las perdidas. Sin embargo, el desafío político ofrece una verdadera posibilidad de victoria. Como apuntamos anteriormente, esa posibilidad puede ser enormemente fortalecida por medio del desarrollo de una gran estrategia, un arduo trabajo y una lucha tanto valiente como disciplinada.